Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Frontera

'Polleros' abandonan a migrantes en el desierto, hay niños entre ellos

Más de 1,400 migrantes han sido dejados en el ardiente desierto de Sonora en las últimas semanas

Por: AP

El agente principal de la Patrulla Fronteriza de EE.UU. Sean King, patrulla un sendero en el Monumento Nacional Organ Pipe Cactus cerca de Lukeville, Arizona, 24 de mayo de 2006. Foto: Archivo / AP

El agente principal de la Patrulla Fronteriza de EE.UU. Sean King, patrulla un sendero en el Monumento Nacional Organ Pipe Cactus cerca de Lukeville, Arizona, 24 de mayo de 2006. Foto: Archivo / AP

Phoenix.- Los contrabandistas en las últimas semanas han estado abandonando a grandes grupos de guatemaltecos y otros migrantes centroamericanos en el duro desierto de Sonora, rodeado de cactus, cerca de la frontera con México, alarmando a funcionarios de la Patrulla Fronteriza que dicen que la tendencia está poniendo en riesgo a cientos de niños.

En conjunto, más de 1,400 migrantes han sido dejados por contrabandistas en el desierto ardiente, -o en un caso, en  medio de una tormenta de gran intensidad-, en áreas remotas de la frontera desde el 20 de agosto. Un grupo era de nada menos que 275 personas.

"Hemos visto grupos grandes en el pasado, pero nunca en esta escala", dijo el agente de la Patrulla Fronteriza con sede en Tucson, Daniel Hernández. "Definitivamente es una seria preocupación porque su seguridad está siendo puesta en peligro".

Hernández dijo que el último caso involucró a 61 personas rescatadas por agentes la semana pasada de crecientes inundaciones causadas por lluvias inusualmente intensas en un área aislada y "podría haber sido una situación mucho peor en caso de que la lluvia continuara".

A diferencia de Texas, donde las personas se entregan a las orillas del Río Grande, los contrabandistas en Arizona han estado arrojando grupos de familias migrantes en un camino de tierra remoto que corre a lo largo del límite sur del Monumento Nacional Organ Pipe Cactus al oeste de la frontera de Lukeville cruce con mexico. Las temperaturas de verano allí pueden elevarse cerca de 120 grados (49 grados centígrados).

A los migrantes a veces se les proporciona comida y agua, pero no siempre, y con frecuencia requieren atención médica para lesiones de espalda y tobillos o laceraciones.

Los traficantes “no tienen en cuenta la seguridad y el bienestar de estas familias”, dijo la semana pasada el jefe del sector de Tucson, Rodolfo Karisch.

Dos grupos más grandes de migrantes de Guatemala y Honduras también fueron encontrados abandonados la semana pasada cerca de Yuma. Los oficiales de la Patrulla Fronteriza dijeron que 108 personas fueron encontradas justo antes de la medianoche del 2 de octubre, a media milla al oeste del Puerto de Entrada de San Luis y cinco horas después, los agentes detuvieron a 56 centroamericanos a una milla al este del cruce fronterizo.

Un agente de la Patrulla Fronteriza de EE.UU. patrulla la frontera internacional que separa Sonoyta, México, derecho de cerca, y Lukeville, Arizona, 26 de mayo de 2006. Foto: Archivo / AP

Mientras que los hombres mexicanos que viajan sin familiares alguna vez conformaron el grueso de los migrantes, los guatemaltecos y otros centroamericanos que viajan en familias o como menores no acompañados son ahora la norma.

El Servicio de Inmigración y Control de los EE. UU. En Arizona comenzó a liberar a cientos de personas el domingo para esperar las citas en la corte, diciendo que no tenía la capacidad de mantener un "volumen increíblemente alto" de familias migrantes que se presentaban en la frontera.

El senador republicano Jon Kyl, de Arizona, pidió el miércoles al Departamento de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen y otros funcionarios que investiguen formas de lidiar con una ola de migrantes que dijo que abrumaba a Yuma y otras partes del sur de Arizona. Dijo en una audiencia en el Senado que le preocupaba que las personas fueran amenazadas "por una enorme cantidad de participantes ilegales ... algunos de los cuales podrían no estar haciendo reclamos de asilo".

Nielsen dijo que no sabía cuántos de los migrantes en el sur de Arizona habían presentado solicitudes de asilo, pero que lo estudiarían.

Esta imagen sin fecha proporcionada por la Patrulla Fronteriza del Sector de Tucson muestra el terreno del desierto cerca de la frontera de Arizona con México cerca de Lukeville, Arizona. Foto: AP

Bajo la ley federal y los tratados internacionales, las personas pueden obtener asilo en los EE. UU. Si tienen un temor bien fundado de persecución en sus países, pero los funcionarios de la administración de Trump acusan que el sistema está lleno de fraudes y reclamaciones sin fundamento y han pedido estándares más estrictos.

Aproximadamente ocho de cada 10 solicitantes de asilo pasan una evaluación inicial y luego son retenidos en un centro de detención de inmigrantes o liberados bajo fianza en los EE. UU. Mientras sus casos pasan por los tribunales de inmigración. Muchas reclamaciones son finalmente negadas.

Hernández dijo que los traficantes instruyeron a los migrantes a buscar asilo o algún otro tipo de estatus de protección de los EE. UU., Pero las entrevistas han indicado que llegaron a los EE. UU. Para mejorar su situación económica y se dirigieron a lugares como Charleston, Carolina del Sur; Oakland, California y Homestead, Florida.

Ali Noorani, director ejecutivo del Foro de Inmigración Nacional del grupo de defensa de Washington, dijo que el gobierno no tiene los recursos para lidiar con la ola de migrantes y "debería usar parte de ese dinero para abordar las causas fundamentales de la pobreza y la violencia en Guatemala y procesar los casos de asilo de manera justa ".

Los centroamericanos suelen citar la violencia en sus países de origen cuando solicitan solicitudes de asilo. Los inmigrantes recién detenidos vinieron de Honduras y El Salvador, que al igual que Guatemala albergan pandillas mortales como la MS-13.

Desde el 1 de octubre de 2017 hasta el 31 de agosto, casi el doble de guatemaltecos y más del doble de los salvadoreños fueron arrestados en comparación con el mismo período de 11 meses del año anterior. Las estadísticas más recientes de la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza muestran que las detenciones de personas que viajan en familias y como menores no acompañados también aumentaron.

De los más de 90,000 migrantes que viajan en familias detenidas durante el período de 11 meses, cerca de la mitad eran de Guatemala. El resto eran de Honduras, El Salvador y México.

En esta nota:
  • Sonora
  • Polleros
  • Migrantes
  • Abandonados
  • Desierto